EL CONGRESISTA POR ANTIOQUIA, JORGE GOMEZ PONE EL DEDO EN LA LLAGA DE LOS MOVIMIENTOS OPACOS QUE DEFINIRAN EL FUTURO DE LA FABRICA DE LICORES DE ANTIOQUIA -FLA-.
Articulo extractado de las declaraciones formuladas por el dirigente ante la inminencia de los acontecimientos que tendrán bastante eco en la Asamblea de Antioquia.

Por Otoniel Parra Arias – director periódico

«Estamos seguros que el suspendido mandatario titular de Antioquia sigue gobernando desde su residencia y el doctor Suárez como encargado es un instrumento de la casa Gaviria, grupo que realmente controla esta gobernación», afirmó el congresista antioqueño y anterior diputado, Jorge Gómez.

Por ello el diputado Luis Peláez, está en la lucha de evitar que se concedan facultades al gobernador para crear la empresa comercial e industrial del estado (Fábrica de licores de Antioquia), porque es en las actuales circunstancias un cheque en blanco que en nada conviene a los intereses públicos.

Pero en las últimas horas ha sucedido un hecho inesperado cuando hacia la media noche el gobernador ha enviado un nuevo proyecto de ordenanza a la Asamblea modificando el primero, en el sentido de solicitar facultades en dos o tres temas cruciales para la nueva empresa industrial del estado, FLA, reservándose la gobernación los temas centrales en aspectos medulares del nuevo ente.

Esto nos devuelve a los años 2006 y 2007, cuando el mismo Aníbal Gaviria siendo gobernador en ese entonces, propuso la venta de la fábrica. Recordamos al respecto un dicho de Antioquia y Colombia que reza: “vaca ladrona no olvida el portillo”.

Y es que el doctor Gaviria ya había formulado estas propuestas en circunstancias bastante dudosas basado en un estudio espúreo con el título de Arenas Estratégicas, contratado por la gobernación a Luis Fernando Córdova Vélez, el cual no prosperó gracias a intervenciones muy destacadas como la de un diputado que hoy es rector de la Universidad Autónoma Latinoamericana, el doctor Rodrigo Flórez.

El señor Flórez sería principal puntal para que en esa oportunidad, la Asamblea negara al gobernador Gaviria, la venta de la FLA por el poco peso de unos argumentos absolutamente baladíes que ha venido descalificando la misma historia.

En este 2020, tenemos la preocupación de que ante el fallo del Consejo de Estado que obliga a la fábrica de licores de Antioquia a convertirse en una empresa industrial y comercial del estado, se aproveche esa circunstancia por los dirigentes de la casa Gaviria para dar paso a un proyecto de ordenanza de facultades ilimitadas o sea un cheque en blanco con el poder de hacer de la FLA un negocio en favor de particulares.

Por eso estamos en la campaña de evitar la venta de la fábrica de licores, porque vamos a demostrar cómo las facultades solicitadas son solamente una versión mejorada y solapada de la que el mismo Gaviria propuso en el 2006/7, que por fortuna fuera derrotada en el seno de la Asamblea, lo que esperamos vuelva a ocurrir para el bien de los antioqueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *